Fondos difuminados que crean profundidad y perspectiva en una obra abstracta pero con una definición casi hiper-realista con la cual Voinea transmite una vibrante sensación y movimiento a través de drippings (que incluyen diferentes colores en el mismo trazo), grandes barridos y brochazos que insuflan movimiento y fluidez a su pintura.

 

Inspirándose en experimentos con pintura vertida sobre superficies que vibran (por ejemplo altavoces que suenan a máximo volumen y proyectan salpicaduras y chorros de color al espacio) Voinea capta, congelando en un instante, un  imaginario y expresivo bing bang de colores.

Alex Voinea nació en Rumania en 1973. Saliendo de Rumania después de la revolución, se traslado a Italia y ahora reside en Sitges (Barcelona) donde vive y expone. Ha expuesto su obra en varias ciudades europeas; más reciente en Bruselas (Accessible Art Fair), París y Londres (The Other Art Fair).